Un planeta tipo Tierra, caliente y con mucha agua

El objeto, descubierto en órbita de una estrella enana roja, ha sido detectado con telescopios de aficionado

A una distancia de unos 40 años luz hay una estrella enana roja, cinco veces más pequeña que el Sol, y a su alrededor gira a gran velocidad un planeta considerado del tipo de la Tierra por su tamaño, aunque es bastante más grande que nuestro planeta. Es un mundo raro porque, a partir de su radio y su tamaño y del efecto gravitatorio que tiene sobre su estrella, los científicos calculan que tiene una densidad baja y deducen que debe estar compuesto de agua helada, en sus tres cuartas partes, y roca el cuarto restante. Su temperatura superficial ronda los 200 grados centígrados, así que es un horno inhóspito, pero los científicos están entusiasmados porque creen que tiene una atmósfera a su alrededor de 200 kilómetros de espesor y, como está relativamente cerca, el telescopio Hubble puede intentar verla directamente y medir sus propiedades. El hallazgo se da a conocer en la revista Nature.

Hubblecast 12: Hubble sees an Extrasolar Planet's Atmosphere (Murk on a monster planet).

Using the NASA/ESA Hubble Space Telescope, astronomers have found the first clear evidence of high altitude haze or clouds in the atmosphere of an extrasolar planet (exoplanet). This discovery reveals a deeper understanding of the class of giant planets that astronomers call 'hot Jupiters'.

Over the last 15 years astronomers have discovered more than 270 planets around other stars. A burning question is naturally: What are these so called extrasolar planets like?

Most of them are actually giant gaseous worlds several times the size of Jupiter which is our own Solar Systems largest planet. Others are smaller rocky or icy worlds that are still several times larger than our own home planet Earth. We have yet to discover a world that is similar to our own planet.

Using the Advanced Camera for Surveys (or ACS), the Hubble Space Telescope has recently observed a fascinating large gaseous planet around the star HD 189733. Careful analysis of these very high precision observations by a team lead by Frédéric Pont from the Geneva University Observatory showed that this planet, designated HD 189733b, possesses a murky haze layer extending over an altitude range of about 1000 km in the planets upper atmosphere. The atmosphere of this gaseous planet is at around 800 degrees Centigrade.

This is due to its proximity to its parent star and is the reason that astronomers call this type of planet a hot Jupiter. These hazes are probably made of tiny condensed particles less that 1/1000th of a millimetre across, similar to those already known on Venus and Saturns moon, Titan. Their presence means that the sky over HD 189733b would look very much like a red hazy sunset viewed from an industrially polluted city on Earth.

Whats so special about this particular star and its planet? Bob Fosbury: "This is a rather special planetary system because the star itself is quite small, its only about 75% the size of our Sun and yet the planet itself is larger than Jupiter. So when the planet transits in front of the star it obscures quite a large fraction of light from the star which enables a very accurate measurement."

What exactly made these observations so precise? Why was this only possible now? Bob Fosbury: "We have to do this from space because when we try and do this from the ground the atmosphere makes it very difficult to make precise measurements of brightness, so we do it from space. And the special thing about this particular observation is that the scientists spread the light out over many pixels in the detector. So rather than just having a little point of light representing the star on the detector the starlight was spread out into a spectrum using this so called grism mode of the Advanced Camera for Surveys."

"Now, that enables a very precise measurement because you can measure over many many pixels (a large area of detector)but it also, by spreading out the colours, enables you to measure the brightness (or the reduction in brightness) of the starlight over many colours. So having these different measurements in different colours enables you to characterize the nature of the atmosphere."

The reason why this work was possible at all was because from our vantage point the orbit of HD 189733b is seen almost exactly edge on. Now what that means is that every two days or so the planet actually moves across the face of its parent star as seen from here. Now when that happens some small fraction of the light from the star has to pass through the atmosphere of the planet in front of it in order to reach Earth. Because of this process the composition of the atmosphere of the planet is stamped onto the light like a unique fingerprint. Astronomers can then see this fingerprint in the spectrum of the stars light.

---

Hubblecast features news and Images from the Hubble Space Telescope (HST).

The space-based observatory is a collaboration between NASA and ESA. The observations are carried out in visible, infrared and ultraviolet light. In many ways Hubble has revolutionised modern astronomy.

The Hubble Space Telescope has made some of the most dramatic discoveries in the history of astronomy. From its vantage point 600 km above the Earth, Hubble can detect light with "eyes" five times sharper than the best ground-based telescopes and looks deep into space where some of the most profound mysteries are still buried in the mists of time.

http://www.eso.org
http://www.spacetelescope.org
http://hubblesite.org

 

Documental El universo

 

Read more

"Un planeta tan pequeño en órbita de una estrella distinta del Sol es un hallazgo extraordinario", afirma Geoffrey Marcy, astrónomo de la Universidad de Berkeley (California) y uno de los más famosos cazadores de planetas extrasolares, que comenta el descubrimiento de David Charbonneau y sus colegas en Nature.

El nuevo planeta se llama GJ1214b y está en órbita de GJ1214. Por tamaño, está entre la Tierra y los gigantes helados Urano y Neptuno de nuestro Sistema Solar. Sólo otro de los más de 400 planetas extrasolares descubiertos hasta ahora se considera también de tipo Tierra, definición que exige que el cuerpo tenga una masa comprendida entre una y 10 veces la terrestre. El otro, denominado Corot-7b, es más pequeño, con un radio de 1,7 el terrestre, mientras que el de GJ1214b es 2,7 veces el de nuestro planeta. También debe ser diferente la composición puesto que si este último estaría compuesto casi en su totalidad de agua, el Corot-7b sería rocoso.

El descubrimiento de GJ1214b es importante también por el método con el que se ha logrado detectar su existencia. No ha sido un enorme observatorio el primero en verlo, sino una batería de ocho pequeños telescopios (en Mount Hopkins, Arizona) de tamaño parecido a los que pueden utilizar muchos astrónomos aficionados (40 centímetros de diámetro), con unas buenas cámaras y un plan de observación ingenioso. Se trata del programa MEarth, diseñado para observar unas 2.000 estrellas enanas rojas y ver si en alguna se produce una caída periódica de su brillo. Esto puede indicar que un cuerpo en órbita del astro se ha cruzado por delante, en la línea de visión de la Tierra.

El mini-eclipse, una vez que se descarta que es otra estrella la que se ha cruzado, es un buen indicador de la existencia de un planeta. Este método de tránsito se utiliza con telescopios mucho más potentes que los del MEarth para buscar planetas alrededor de estrellas como el Sol, cuyo brillo cae una diezmillonésima parte cuando pasa un planeta por delante. Pero al buscar alrededor de estrellas pequeñas, las enanas rojas, la caída del brillo es proporcionalmente mucho mayor y está al alcance de los telescopios de 40 centímetros.

En el caso de GJ1214b, las observaciones indican que da una vuelta completa a su pequeña estrella cada 38 horas (en lugar de 365 días, como la Tierra alrededor del Sol) a una distancia 70 veces inferior a la de nuestro planeta a nuestra estrella (unos 150 millones de kilómetros).

"El hecho de que nosotros hayamos encontrado la supertierra utilizando un telescopio pequeño situado en tierra, significa que cualquiera con un telescopio similar y una buena cámara puede detectar también uno", afirma Charbonneau, del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics y líder del programa MEarth, en un comunicado de dicha institución.

Para obtener más datos de GJ1214b tras su descubrimiento, los astrónomos han recurrido al espectrógrafo Harps del telescopio de 3,6 metros de diámetro situado en el observatorio de La Silla (Chile), del observatorio Europeo Austral (ESO).

www.elmundo.es

Los astrónomos acaban descubrir otro exoplaneta. Se trata de uno que orbita una estrella roja de poco brillo llamada GJ 1214, en la constelación Ophiuchus. Este sistema estelar se encuentra -astronómicamente hablando- cerca del sistema solar, a unos 40 años luz de distancia. David Charbonneau, el científico a cargo del equipo que realizó el descubrimiento, dice que es uno de los más parecidos a la Tierra y que posee gran cantidad de agua. Este descubrimiento sirve sobre todo para reforzar la confianza de los astrónomos de encontrar un planeta en el que haya alguna forma de vida.

Hasta hoy, los astrónomos han descubierto unos 400 planetas fuera del sistema solar. En general se trata de grandes cuerpos celestes, más parecidos a Júpiter que a la Tierra. Esto tiene bastante sentido, ya que resulta bastante más fácil “ver” a la distancia un objeto grande que uno más pequeño. Sin embargo, el emplazamiento de telescopios cada vez más potentes en la órbita terrestre y -sobre todo- la depuración de los métodos empleados en su búsqueda, ha hecho que la cantidad de planetas extrasolares descubiertos aumente a la vez que su tamaño promedio disminuye.

satelite-corot

Ayer se conoció la noticia de que un grupo astrónomos del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, liderados por David Charbonneau, descubrieron un planeta compuesto fundamentalmente de agua. El nuevo miembro del “club de los exoplanetas” tiene solamente 2.7 veces del tamaño de la Tierra. Su masa es unas 6.6 veces mayor y demora unas 38 horas en dar la vuelta alrededor de su estrella, un pálido sol de color rojizo llamado GJ 1214. Este sistema estelar se encuentra en la constelación Ophiuchus, a unos 40 años luz de distancia del Sistema Solar. El planeta de Charbonneau es uno de los más pequeños y ligeros encontrado hasta el momento, pero difícilmente sea apto para que nos mudemos a él algún día. La temperatura en su superficie es de unos 200 grados centígrados, lo que provoca que los océanos de su superficie inyecten grandes cantidades de vapor a la atmósfera. “El planeta probablemente se encuentre cubierto por una oscura niebla de vapor sobrecalentado y otros gases”, dicen los astrónomos.

CoRoT-7b

Obviamente, al compararlo con otros planetas infernales descubiertos antes, este es prácticamente un paraíso. "Probablemente sea inhabitable pero no lo es por mucho'', se entusiasma Charbonneau. El astrónomo ha preparado un informe sobre su descubrimiento que será publicado en el número de la revista Nature que saldrá a la venta hoy. Geoffrey W. Marcy, de la Universidad de California, Berkeley, dice que este planeta “es la mejor prueba de que puede existir algo parecido a la Tierra, fuera de nuestro sistema solar”'. A pesar de que gira a sólo 2 millones de kilómetros de su estrella, la temperatura del planeta es relativamente baja gracias a que GJ1214 genera unas 300 veces menos energía que nuestro Sol. Justamente, Charbonneau y sus colegas buscan planetas alrededor de esas estrellas débiles, que son más numerosas y que es más fácil detectar planetas a su alrededor. “Es indiscutible que las pequeñas estrellas representan la mejor oportunidad de buscar vida fuera del sistema solar”', dice Charbonneau.

Irónicamente, su equipo para “cazar planetas” está compuesto por un grupo de ocho telescopios terrestres llamado Mearth. Este complejo se encuentra emplazado en Mount Hopkins, Arizona. Los espejos sólo tienen 16 pulgadas de diámetro (unos 40 centímetros), no mucho más grandes que el que puede poseer un astrónomo aficionado. Con ellos, los astrónomos del grupo de Charbonneau supervisan el brillo de unas de 2,000 estrellas cercanas, buscando el paso (o el tránsito) de los planetas que las orbitan. Cuando esto ocurre, el brillo de la estrella varía, evidenciando la existencia de otro exoplaneta. Ahora, falta investigar si el nuevo planeta posee alguna forma de vida, algo que seguramente llevará más tiempo.

http://www.neoteo.com/

Desde que el hombre miró hacia el cielo en búsqueda de respuestas el interés por los cuerpos celestes no ha hecho más que aumentar. Los avances han sido vertiginosos desde los tiempos de Galileo pero la pregunta no ha dejado de ser la misma: ¿Es posible que haya vida en otro planeta?

National Geographic Channel estreno el domingo 8 de noviembre Mundos extraterrestres, un fascinante documental que explica qué planetas se han descubierto recientemente más allá del sistema solar con características similares a la Tierra y, por tanto, posibilidades de albergar vida.

El documental no sólo abre la puerta a la existencia de algunas formas de vida más allá de nuestra galaxia, sino que también cuenta cómo se han descubierto esos planetas y qué han aportado al estudio de los astrónomos en los últimos años.
Algunos de estos planetas eran totalmente desconocidos hasta hace menos de una década y su mera existencia plantea numerosas cuestiones. Tal es el caso de los cuerpos cubiertos por ingentes nubes de gas, o de aquellos que parecen estar hechos de agua. En ocasiones, triplican o quintuplican el tamaño de la Tierra.

Es el caso de planetas alojados en constelaciones como Pegaso o El Cisne. También de algunos cuerpos que parecen alejarse de su órbita y acercarse a los dominios de la Vía Láctea y de otros, verdaderos "zombies planetarios", que cobran vida tras la explosión de las estrellas supernova.

Gracias a los años de investigación de los astrónomos y a telescopios como el Hubble, cuya misión es también la de encontrar planetas con posibilidades de vida, es posible seguir el rastro de estos cuerpos y conocer no sólo si hay vida más allá del Sistema Solar sin también cómo pudo desarrollarse la vida en nuestro planeta y comparar su evolución con la de estos cuerpos recién localizados.

La pregunta que subyace tras todas estas exploraciones es si la vida es posible en estos planetas, por lo que es fundamental analizar sus condiciones climatológicas y orbitales. Sólo conociendo otros mundos podremos saber si es posible que haya otras vidas.
Documental interesantísimo sobre la naturaleza de exoplanetas, y como es costumbre de la más radiosa actualidad, del 2009 por National Geographic, y que gracias a los últimos descubrimientos, y los futuros que se tendrá con el telescopio Kepler, tendremos una idea aproximada que tipo de atmósfera y superficie y probablemente de vida albergan en esos esos planetas extrasolares.

Se creía que toda órbita era elíptica cuasiconcéntrica en un sistema solar, pero se han descubierto planetas que orbitan en forma de cometas, a esos planetas se les llaman "yoyos", y es que tienen veranos como los de Venus, y Inviernos como los de Júpiter, y esa amplitud térmica se antoja complicado para albergar vida.

También están los planetas totalmente acuosos, incluso su superficie es agua pero en estado de hielo 7, producida por la enorme presión de gran cantidad del líquido elemento.

En esas rarezas cósmicas, nos encontramos también con planetas puramente macizos, elemento el cual es el carbono, y que sería como un pedruzco orbitando, es decir que los de hielo 7 con los de carbono macizos sería los extremos de nuestra Tierra, y la Tierra sería una mezcla de estos dos.

También existen las supertierras, y que podría albergar vida en ella, pero por su extraordinario tamaño, su gravedad sería crítica, por lo que tendríamos que desplazarnos a sus posibles lunas (como tiene Júpiter y Saturno).

Si ya eran rarezas estos exoplanetas, están los planemos, éstos son los huérfanos que después de ser expulsado de su sistema solar vagan por la inmensidad del espacio.

One Response to Un planeta tipo Tierra, caliente y con mucha agua

  1. Pingback: Tweets that mention Un planeta tipo Tierra, caliente y con mucha agua -- Topsy.com