¿Qué golpeó a Júpiter?

Telescopios de todo el mundo han dado seguimiento a las observaciones realizadas por un aficionado. El impacto de un objeto desconocido contra el planeta gigante ha sido una sorpresa para toda la comunidad astronómica.

impacto-jupiter1 

La fecha fue el 19 de julio de 2009. El astrónomo aficionado Anthony Wesley estaba tomando fotografías del planeta Júpiter con su telescopio casero en Murrumbateman, Australia, cuando algo raro en el ocular le llamó la atención.

impacto-jupiter2

"Tenía toda mi atención puesta en la Gran Mancha Roja, que se estaba ocultando con gran belleza detrás del horizonte joviano", recuerda Wesley. "Apenas si noté la mancha oscura cerca del polo sur de Júpiter y, cuando lo hice, no le presté demasiada atención".

 

Es solamente otra tormenta oscura en Júpiter.

Read more

"Eso es lo que pensé en un principio, pero algo en esa mancha me intrigó, no se veía bien, y no pude parar de mirarla".

[Más información]

Lentamente, la rotación de Júpiter hizo que la mancha girara en dirección a la Tierra, entonces Wesley pudo verla mejor, y la verdad lo sacudió como si fuera un rayo.

Era una marca de un impacto. ¡Algo había golpeado al planeta gigante!

"Había visto las cicatrices causadas por los fragmentos del cometa Shoemaker-Levy 9 que golpearon a Júpiter en 1994, así que ya sabía cómo se veía un impacto", dice. "Luego de convencerme de que esto era real, apenas si pude usar la computadora. Mis manos estaban temblando. Era simplemente increíble".

impacto-jupiter

Rápidamente, Wesley envió (por correo electrónico) sus fotografías a amigos y colegas alrededor del mundo y, en cuestión de horas, telescopios de todas las catagorías estaban ya girando hacia las coordenadas de Júpiter para fotografiar la situación posterior a la poderosa colisión.

"Creemos que fue un cometa o un asteroide que medía tal vez algunos cientos de metros de ancho", dice Don Yeomans, de la Oficina de Objetos Cercanos a la Tierra (Near-Earth Object Office, en idioma inglés), en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory, en idioma inglés), de la NASA. "Si un objeto de ese tamaño golpease a la Tierra (estamos hablando de aproximadamente 2.000 megatones de energía), hubiese causado una seria devastación regional o un tsunami, si hubiese caído en el océano".

En un golpe de suerte casi tan grande como el de Wesley, los astrónomos del JPL, Glenn Orton y Leigh Fletcher, ya habían programado observar a Júpiter el 20 de julio, apenas un día después del impacto, utilizando las Instalaciones del Telescopio Infrarrojo (Infrared Telescope Facility o IRTF, en idioma inglés), de la NASA, en la cima del volcán Mauna Kea, en Hawai. El telescopio de 3 metros reveló una nube reciente de residuos de un tamaño similar al del planeta Marte, la cual flotaba entre las bandas nubosas de Júpiter.

[Más información]

"El objeto, cualquier cosa que haya sido, explotó en la parte superior de la atmósfera de Júpiter", dice Orton. "Se hizo añicos. Lo que vemos ahora son restos y fragmentos del objeto que impactó, y posiblemente algunos aerosoles extraños formados por procesos químicos de choque durante el impacto".

impacto-jupiter-

El 23 de julio, el Telescopio Espacial Hubble tomó sus primeras imágenes del sitio del impacto. El Hubble todavía estaba siendo revisado y calibrado después de llevar a cabo la misión de servicio STS-125 que se realizó en mayo, pero este evento era demasiado importante como para perdérselo. El director del Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial, Matt Mountain, concedió un tiempo adicional de emergencia para que un grupo de astrónomos, dirigidos por Heidi Hammel, del Instituto de Ciencias del Espacio, en Boulder, Colorado, utilizara el telescopio.

 

Como siempre, las fotografías tomadas por el telescopio Hubble robaron cámara. En ellas quedó revelado un remolino de residuos cenicientos que se abre paso entre las tormentas naturales cercanas a las partes más altas de la atmósfera de Júpiter

[Más información]

El astronauta del transbordador espacial y veterano en reparaciones del Hubble, John Grunsfeld, dijo que estaba encantado con la fotografía "porque era la primera imagen enviada con la recién estrenada cámara WC3, que Drew Feustel y yo instalamos en mayo. Gracias a la WC3, pudimos ver el impacto con impresionante detalle".

jupiter-1

"La nube de residuos da la impresión de ser grumosa debido a la turbulencia atmosférica", dice la científica planetaria Amy Simon-Miller, en el Centro Goddard para Vuelos Espaciales. "Los vientos polares, que soplan a una velocidad de 25 m/seg (~55 millas por hora), hacen que se extiendan y que la mancha se agrande. Esto provoca que la nube sea aún más fácil de observar con telescopios caseros".

A juzgar por el comportamiento de los impactos del cometa Shoemaker-Levy 9 hace quince años, ella calcula que la 'nube de residuos de Wesley' podría continuar siendo visible durante muchas semanas. Los investigadores aprovecharán ese tiempo al máximo. Estudios posteriores de la nube podrían revelar el gran misterio:

jupiter-huble

¿Qué impactó contra Júpiter?

"Simplemente no lo sabemos", dice Yeomans, "Nadie vio el objeto antes del impacto".

Y, efectivamente, no hubo advertencia alguna. El objeto emergió de la oscuridad, desconocido y sin catalogar y, ¡paf!, antes de que cualquiera pudiese fotografiarlo intacto, ya se había convertido en una nube de residuos. (Aquí hay una lección para el planeta Tierra, pero esa es otra historia).

La composición química de la nube contiene pistas sobre la naturaleza del objeto que impactó. Orton dice que los observadores, usando telescopios en tierra, están ahora analizando la luz reflejada por la nube para averiguar de qué está hecha. "Si el espectro contiene signos de existencia de agua, eso sugeriría que se trata de un cometa. De lo contrario, probablemente sea un asteroide rocoso o metálico".

Mientras tanto, éste es un gran misterio —del tipo de los que Wesley no puede dejar de mirar. "Todavía observo a Júpiter casi todas las noches, usando mi telescopio de 14,5 pulgadas", dice. "La nube se está expandiendo y está tomando formas muy interesantes".

http://ciencia.nasa.gov

¿Cómo se sabe cuál es el tamaño del objeto que impactó? Para explicarlo, Simon-Miller recuerda los impactos del cometa Shoemaker-Levy 9, que tuvieron lugar en el año 1994. "Antes de que el cometa chocara contra Júpiter, fue partido en pedazos por la gravedad de dicho planeta. Como resultado, pudimos ver que fragmentos de distintos tamaños hicieron marcas en la atmósfera del planeta. La marca del impacto que observó Wesley es similar a la que dejó un fragmento de algunos cuantos cientos de metros de ancho".

Blog del JPL: Información sobre el "ojo morado" de Júpiter

El Telescopio Espacial Hubble capta una rara colisión en el planeta Júpiter

Imágenes del sitio del impacto tomadas por astrónomos aficionados son publicadas a diario en el portal Spaceweather.com

Sorpresiva colisión en Júpiter captada por el telescopio Gemini

Discovery Channel-Em Jupiter e o cometa Shoemaker Levy 9

Júpiter, el planeta gigante.

Planeta gaseoso, que si fuese un poco más grande hubiera sido nuestro segundo Sol, ya que es como un cuasirremanente de un sol fallido, pero al menos nos deja sus satélites como Io, que es el satélite que muestran más interés los científicos, ya que podría ser un lugar más activo del sistema solar, por sus continuas erupciones. Y Europa, ese satélite helado con posible vida submrina debajo de la superficie de hielo.

Entre los científicos que colaboran en este capítulo, el más llamativo es Neil deGrease, que en otros documentales lo hemos visto en este canal, y dará su punto de vista, sobre la naturaleza de Júpiter, su poder gravitatotio y su inmensa superficie gaseosa.

Canal ianuaStella (Puerta a las estrellas)

Relacionados:

El impacto en Júpiter, fotografiado desde Hawai
Ciencia al desnudo – Viaje a Júpiter

Por otro lado Júpiter se acerca a la Tierra

Júpiter, el planeta más grande del sistema solar, brillará mañana en su máximo acercamiento a la Tierra, a unos 602 millones de kilómetros, por lo cual podrá observarse a simple vista o a través de los telescopios del Planetario, abierto al público en forma gratuita.

El gigantesco planeta gaseoso visto con telescopio mostrará sus típicas bandas y cinturones nubosos, la Gran Mancha Roja y sus 4 grandes lunas -Io, Europa, Ganímedes y Calisto-, que fueron observadas en 1.610 por el astrónomo y matemático Galileo Galilei, informó el Planetario.

En el marco de las actividades por el Año Internacional de la Astronomía, que conmemora la observación de Galileo de cuerpos celestes a través de un telescopio, el Planetario dispondrá gratuitamente sus potentes telescopios para mirar el planeta mañana a las 21, en Avenida Sarmiento y Figueroa Alcorta.

Esa noche, Júpiter será el astro más brillante del cielo nocturno, después de la Luna y Venus, ya que estará del lado exactamente opuesto al Sol en el cielo. Visto desde el espacio, Júpiter estará del mismo lado de su órbita que la Tierra, formando una línea casi perfecta con nuestro planeta y el Sol, con una distancia mínima entre ambos planetas.

El fenómeno podrá observarse a simple vista casi desde todo el mundo, pero especialmente desde el Hemisferio Sur, donde Júpiter alcanzará una gran altura sobre el horizonte en plena medianoche.

Las oposiciones entre la Tierra y Júpiter se dan cada 13 meses; sin embargo, esos acercamientos no son siempre iguales debido a que las órbitas de ambos planetas no son perfectamente circulares, ni tampoco perfectamente concéntricas.

La oportunidad de observar la mejor oposición de Júpiter de los últimos diez años será mañana a la noche, cuando el planeta gigante esté apenas a unos 602 millones de kilómetros de la Tierra.

Júpiter es habitualmente uno de los astros más brillantes del cielo nocturno, pero durante todo agosto el planeta lucirá como un brillantísimo punto de luz blanca, sólo superado en luminosidad por la Luna y Venus.

Asomará por el horizonte del Este-Sudeste durante la puesta del Sol, poco después de las 6 de la tarde. Con el correr de las horas, ganará altura en el cielo hasta alcanzar a la 1 de la mañana una altura de 70 grados sobre el horizonte del Norte, prácticamente cenital.

A medida que la Tierra siga su rotación, Júpiter comenzará a perder altura hasta ocultarse por el Oeste-Sudoeste hacia las 7 de la mañana. El fenómeno favorece a la Argentina y al resto del Hemisferio Sur, donde Júpiter permanecerá más tiempo visible durante las noches y a mucha mayor altura sobre el horizonte...[]

Fuente www.telam.com.ar

Share and Enjoy: These icons link to social bookmarking sites where readers can share and discover new web pages.
  • MisterWong
  • Y!GG
  • Webnews
  • Digg
  • del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Ask
  • BarraPunto
  • De.lirio.us
  • Meneame
  • Technorati
  • Upnews
  • YahooBuzz

Comments are closed.